Traer un bebé al mundo es una experiencia maravillosa, llena de emociones y sensaciones únicas y mágicas. Hay mujeres que deciden por la cesárea para evitar el dolor. Sin embargo, el parto natural es el método están tomando, por todos los beneficios y ventajas para la mamá y el bebé.

El parto natural es un proceso totalmente natural y hermoso, donde la madre sí sentirá dolores hasta lograr la dilatación y nacimiento del bebé. Pero, durante el proceso podrás estar en contacto directo con tu cuerpo e hijo. Además, con la ayuda de tu ginecólogo y familia, podrás traer al mundo a tu hijo de la forma más natural y orgánica.

Con el parto natural encontrarás la manera de dar a luz, con poco uso de la tecnología y dejando que la naturaleza de dicte que hacer y seguir el curso.

Beneficios del parto natural para la madre:

  • Te sentirás libre, ya que puedes decidir cómo ayudar a tu hijo a nacer
  • Serás la protagonista y tendrás el papel principal para el nacimiento de tu bebé
  • Tendrás menos riesgo, ya que pierdes la mitad de sangre que en una cesárea
  • Ayuda a que la placenta reciba más oxígeno
  • Podrás tener a tu bebé de forma inmediata o hasta recibirlo
  • El tiempo de hospitalización es menor que en una cesárea
  • La recuperación será más rápida y los riesgos de infección son menores
Beneficios del parto normal para el bebé:

  • Al pasar por el canal de parto, tu bebé se impregnará de todas las bacterias de su mamá, lo que fortalecerá su sistema inmunológico
  • Tu bebé creará hormona como la adrenalina, lo que lo mantendrá en estado de alerta en sus primeras horas de vida
  • Se mantendrá con energía y calor para iniciar con el proceso de lactancia
  • El bebé elimina todo el líquido de los pulmones
  • Recibe mayor oxigenación
  • Se establece de forma inmediata el vínculo afectivo con la mamá